Brasileñas importan semen de estadounidenses blancos y de ojos celestes

Curiosamente, con las palabras clave de Selección personal, lo que a cualquiera le pudiera parecer una oferta de empleo, 
se trata de selección de personas con el más puro estilo eugenista de Galton, que no de Darwin y su selección natural.

La noticia que a continuación incluimos apareció publicada en
 https://rosarionuestro.com/brasilenas-importan-semen-de-estadounidenses-blancos-y-de-ojos-celestes/  
el pasado 25 de marzo de 2018.

SELECCIÓN PERSONAL

Brasileñas importan semen de estadounidenses blancos y de ojos celestes

Datos oficiales Anvisa indican que crecieron un 2500% los pedidos, ya sean matrimonios heterosexuales, uniones homosexuales o mujeres solteras.












Brasil, el último país de Occidente en abolir la esclavitud y donde la mayoría de la población es afrodescendiente, es el campeón mundial en la importación de semen de bancos de esperma de Estados Unidos, adonde los brasileños acuden en su mayoría para buscar donantes de piel blanca y ojos celestes.
Datos oficiales de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) obtenidos por Télam indican que crecieron 2500% los pedidos de importación de semen de tres de los principales laboratorios de Estados Unidos por parte de brasileños, ya sean matrimonios heterosexuales, uniones homosexuales o mujeres solteras.
Los datos indican que el 95% del semen requerido por los brasileños en los bancos de donación de Estados Unidos pertenece a ‘caucásicos”, en su mayoría de ojos celestes, con cabellos castaño o rubio.
El diario estadounidense The Wall Street Journal reveló la semana pasada el caso de la actriz brasileña Karina Bacchi, madre de un niño de siete meses gestado con semen de un donante estadounidense rubio de ojos celestes.
Bacchi dijo que buscó el material genético parecido con el de ella, que es rubia y de ojos celestes.
Lo mismo hace la mayoría de los brasileños que importa semen en tres de los principales laboratorios de donantes anónimos de Estados Unidos.
Brasil desarrolló el primer informe sobre la importación de muestras seminales para uso en la reproducción humana asistida, realizado por la agencia Anvisa, que también controla medicamentos y alimentos.
Según Anvisa, se importaron desde Estados Unidos a Brasil donaciones de semen de 95,4% de blancos, 1,8% de latinos, 1,2% de asiáticos y 0,2% de negros.
El 51,8% de las muestras importadas por los brasileños son de donantes con ojos celestes, el 23,7% marones y el 12,8% verdes.
El color de pelo fue en su mayoría marrón -63%- y luego rubio -27,2%- negro -7,2%- y rojo -2,1%-.
Según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), casi el 53% de la población brasileña es afrodescendiente, un dato especialmente significante dado que se trata de un país que mantuvo la esclavitud hasta 1888.
Elegir el color de piel de la minoría blanca brasileña no sólo tiene una razón cultural, sino también económica: los trabajadores afrodescendientes ganan el 55% del salario de un blanco en Brasil, según datos de 2017 divulgados por el IBGE.
En Brasil, la desocupación fue de 12,4% en el tercer trimestre de 2017. Pero no fue igual para todos: entre los blancos el índice fue del 9,9% y entre los negros quedó en 14,6%.
La importación de semen de Estados Unidos fue realizada en su mayor parte por matrimonios heterosexuales, seguidos por mujeres solteras y, finalmente, por parejas homosexuales, de acuerdo a la Anvisa.
“El estado de San Pablo importó la mayoría de la muestras solicitadas a la Anvisa (65%), seguido por el de Río de Janeiro (12%)”, indica la estadística de la agencia reguladora enviada a Télam.
Según informó The Wall Street Jornal, que citó como antecedente la “política de emblanquecimiento” de principios del siglo XX que se ejecutó en varias regiones de Brasil tras el fin de la esclavitud, las parejas y madres solteras brasileñas acuden a los laboratorios estadounidenses gracias a que acceden a información detallada de los donantes.
Los bancos de semen brasileños carecen de la información sobre estilo de vida, formación académica, gustos personales y test sobre enfermedades genéticas como sí los ofrecen los estadounidenses.
En paralelo, según la prensa brasileña, creció el número de mujeres que viajan hacia el estado de Florida a parir un hijo estadounidense en un proceso que puede costar unos 25.000 dólares.

La empresa “Ser Mamá en Miami”, creada por brasileños que viven en Florida, calcularon que hasta el año pasado, alrededor de 100 mujeres ya cumplieron con su sueño de tener un hijo estadounidense.

Comentarios

  1. De esta noticia se han hecho eco diversos medios de comunicación en América Latina, entre ellos:

    http://www.primeraedicion.com.ar/nota/269280/las-brasilenas-importan-semen-de-estadounidenses-blancos-y-con-ojos-.html; http://www.telam.com.ar/notas/201803/263544-las-brasilenas-importan-semen-de-estadounidenses-blancos-y-con-ojos-celestes.html; https://www.lmneuquen.com/brasilenas-compran-semen-rubios-ojos-celestes-n585647; http://www.ejecutivamagazine.com/la-demanda-de-esperma-estadounidense-se-dispara-en-brasil/...

    Por qué ocurre esto? Y precisamente en un país, como dice el artículo, la mayoría de la población es descendiente de África.

    Estos hechos nos llevan a pensar que existe un trasfondo racista.

    Esperamos vuestras opiniones.

    ResponderEliminar
  2. Parece increíble que en pleno siglo XXI existan diferencias salariales por el simple color de piel. Aprovechando el contexto y las diferencias racionales marcadas por un esclavismo tan cercano en el tiempo, determinadas empresas de EEUU mercantilizan con el bien más preciado, los futuros ciudadanos.
    Hace años, una amiga, procedente de un país de América del Sur, me comentaba estas diferencias en el acceso a los estudios universitarios y al mundo laboral. Tras más de 10 años, el panorama no es nada alentador.
    Lo más preocupante es la selección genética con este tipo de fines y con la consiguiente mercantilización. Diferenciando dos clases por el simple color de piel.
    Para finalizar, comentar la diferencia en la concepción del color de la piel, mientras Europa el ideal es estar moreno, siendo en algunos casos diagnosticado de enfermedad, en América del Sur el ideal es todo lo contrario, por lo que vemos un ejemplo más de la sociedad de consumo y el ideal de consumo.

    ResponderEliminar
  3. Pues si que parece increíble que en pleno siglo XXI existan diferencias salariales por el simple color de piel, pero no sólo por diferencias en color de la piel también por cuestión de género, no olvidemos la reciente huelga del 8 de marzo.
    Hecho este inciso, la noticia refleja, a mi juicio, un problema grave. Es inevitable cuando se leen noticias de este calibre echar la vista atrás (raza de cabello rubio y ojos azules).
    Lo que a mi juicio es lo más preocupante, es que sean las mismas personas las que “renieguen” de su raza, de sus orígenes, queriendo, “extinguirla” para hacerse semejantes a los que ellos consideran una raza superior. Es de locos, ya no es que un tirano y desequilibrado dictador lo imponga, son los mismos ciudadanos afroamericanos los que no quieren ser afroamericanos, es más fácil “pasarse al lado contrario” que luchar por la identidad y raíces propias.
    Y no me vale que se achaque todo al dinero, porque como dice la noticia un afroamericano gana menos, esto puede tener peso pero no es esa la única razón. No creo que Michael Jackson tuviera muchos problemas de dinero.
    A mi modo de ver todo es cuestión de tolerancia hacia los demás y aceptación de uno mismo, y en ese sentido tenemos un largo camino por recorrer.

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo con los comentarios de mis compañeras... efectivamente el siglo XXI sigue anclado en ideas de conseguir tener una belleza determinada por tez blanca ojos azules y pelo rubio. Desde los sonetos y poemas de época renacentista, con letras elogiando la piel como la "leche o blanca como la pureza misma de un alma limpia e inocente", "ojos azules como el cielo o el río o el mar"...Efectivamente, este tipo de combinación ha fascinado y fascina nuestro mundo.
    Cabría preguntarse porqué ese interés repentino de la parte latina del mundo o también porqué no decirlo, del mundo asiático (como Tailandia), a conseguir (quien pueda permitírselo) y a obtener unos ciertos rasgos determinantes. Unos rasgos que en resumidas cuentas, no son los suyos...¿Lo hacen para conseguir un puesto mejor en la escala del trabajo, para ser aceptados en una sociedad cada vez más crítica y racista a veces...¿Cuál sería realmente la razón...? Desde mi punto, se trata de un hecho que no tiene razón de ser. Podría describirlo, corriendo el riesgo de parecer radical, como un posible esperpento más de entre los que creó Valle Inclán a principios del siglo XX. Sí es un esperpento querer modificar tu genética, porque así te gustarás más o gustarás a los demás...Es de sobra conocido que en Brasil, existe una adoración especial por el cuerpo humano, por conseguir tener un físico perfecto, pero que también a la par de ello ese deseo de alcanzar que tus genes puedan tener esa característica, en concreto ojos azules, me parece y lo defino como un esperpento. Un esperpento, tal como su palabra indica, algo grotesco. Grotesco es cuando alguien manipula, transforma su cuerpo, sus rasgos, pensando que así conseguiría ser "aceptado". Hace dos años, en un viaje por Tailandia, me llamó muchísimo la atención que entre la población joven, sobre todo aquellos que trabajaban de cara al público, llevaban una especie de lentillas con efecto rasgado, simulando ojos de gato, de colores claros. Moda, gusto, o querer parecer, imitar nos sé qué y a quien...Para mí el ser humano es singular, es bello tal como es una piel clara no tiene nada que envidiar (desde mi óptica) a otra oscura...la belleza, lo realmente único en el mundo es el aceptar ver de forma natural cada uno tal como es en su singularidad.

    ResponderEliminar
  5. Podría entender que el fin de "seleccionar" cierto semen para la inseminación artificial pudiese tener como fin evitar alguna enfermedad genética. Pero optar por un semen determinado por el hecho de querer tener un hijo de pelo claro y ojos azules me parece algo demasiado frívolo; una atrocidad. Respecto al color de piel y a lo que a las modas se refiere, en Europa tiene otra interpretación diferente a cómo se puede entender la cuestión del color de piel relacionado con la raza que prima más en América por los vestigios de la época de esclavitud en el pasado. Efectivamente, Tonka señala que en ciertas poesías renacentistas se elogiaba la tez blanca y ahora "lo que lleva" es la piel bronceada. ¿Cómo se entiende esto? Más que como una moda lo señalaría como un indicador del nivel socio económico de los ciudadanos. En Europa en siglos anteriores la tez morena denotaba el trabajo en la agricultura en la que hombres y mujeres trabajaban y adquirían un tono más oscuro (quemado) que aquellas personas de una clase social más alta cuya piel no se curtía con la inclemencia del sol. De unos años a esta parte, la piel bronceada se percibe como algo bello posiblemente porque se relaciona con el buen vivir, las vacaciones en la playa o a tener dinero para pagar unas cuantas sesiones de rayos uva. ¿Modas o postureo? ¿Y con los niños qué pasa? ¿Disponemos también de ellos como un "objeto" para presumir delante de todos? ¿Qué es lo importante? ¿El color de piel o la coherencia?

    ResponderEliminar
  6. si tenemos que tener un espiritu de critica positiva http://audienciadetecnologia.blogspot.com/2018/10/robot-que-puede-hacer-acrobacias-de.html

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Visitas a nuestro blog