Malestar de las gasolineras con el Gobierno por obligarlas a poner cargadores eléctricos

Noticia consultada en: https://www.elconfidencial.com/empresas/2018-11-14/malestar-gasolineras-gobierno-obligacion-cargadores-electricos_1645338/ publicado el 14/11/2018



                                                   Estación de servicio. (Repsol)


La propuesta de Ley de Cambio Climático que ha lanzado este martes el Gobierno ha sentado mal entre los vendedores de carburantes en España. No solo por la iniciativa de que en 2040 ya no circulen vehículos con emisiones (diésel y gasolina), sino por algo que puede afectarles de forma mucho más directa en el corto plazo: obligar a que pongan puntos de recarga eléctrica en sus estaciones de servicio.
La medida es contraria a los planes de futuro en materia de movilidad que muestran las principales compañías petroleras, que están muy activas en el desarrollo de la recarga de coches eléctricos. La iniciativa toca de nuevo a las petroleras y llega solo un día después de que el consejero delegado de Cepsaadvirtiera al Gobierno del riesgo para mantener las inversiones de los accionistas si se siguen tomando medidas contrarias a los intereses de estas compañías.

Esta misma semana, el responsable de estrategia de Cepsa, Héctor Perea, aseguraba que el 90% de los vehículos enchufables se recargará o en casa o en el destino (trabajo, centro comercial, de ocio, 'parking' privado, etc.), con lo que limitaba el desarrollo de puntos de recarga en estaciones de servicio a determinados puntos en carretera, que puedan dar apoyo a baterías con una autonomía limitada.
Una visión que ha venido compartiendo Repsol, escéptica con que las estaciones de servicio sean el lugar más idóneo donde llevar a recargar sus coches, sobre todo en los núcleos urbanos.
Otra empresa que ha descartado meterse en el suministro de vehículos eléctricos en sus gasolineras es Ballenoil. Pese a que le han llegado propuestas, la cadena 'low cost' más grande de España tampoco cree que este sea un buen negocio para gasolineras situadas en ciudades.
Cepsa estima que el 90% de los vehículos enchufables se recargará o en casa o en el destino (trabajo, centro comercial, 'parking' privado...)
La argumentación que hacen es compartida: la gente cuando acude a una estación de servicio quiere repostar en breves minutos y continuar su viaje, algo que, a día de hoy, no pueden hacer los vehículos eléctricos enchufables. Los mejores cargadores ultrarrápidos obligan a una espera de entre 20 minutos y media hora, con lo que entienden que hay lugares más idóneos para dar este servicio, como los 'parkings' de las viviendas, de los centros comerciales o lugares donde el usuario puede dejar cargando el coche mientras desempeña otra actividad, algo que no sucede en las estaciones de servicio.
Por ello, la medida propuesta por el Ministerio para la Transición Ecológica no ha gustado. Esta obligación rige tanto para gasolineras en carretera como para las que están en ciudad. De hecho, muchas estaciones de los centros urbanos son las que registran mayores ventas, lo que las obligará en un plazo más corto a tener disponibles puntos de carga (aún no se ha detallado cuántos deberá instalar cada estación de servicio).
Además, si finalmente se incluye esta obligación en la Ley de Cambio Climático, en proceso de debate y que pretende estar lista para fin de año, las estaciones de servicio se verán abocadas a superar una serie de trabas técnicas y económicas difíciles de solventar. Según explica David Querejeta, director de Expansión de Ballenoil, hay veces que no se puede llevar una red desde la subestación más cercana con suficiente potencia como para instalar un cargador ultrarrápido, lo que imposibilita o hace muy costosa la instalación. Además, tener estos cargadores supone elevar con fuerza el término de potencia eléctrico, lo que genera un coste fijo que puede rondar cada mes los 500 euros.

En esta misma línea se muestra Víctor García Nebreda, secretario general de la asociación de gasolineras Aevecar: "Muchas estaciones están sufriendo para mantener sus negocios, y obligarlas ahora a realizar una inversión de más de 70.000 euros puede complicar mucho su cuenta de resultados, ya que es muy difícil atisbar que vaya a tener una rentabilidad". "Es bastante incomprensible que se obligue a un negocio que tenga que desarrollar otro", concluye.
En ese sentido, la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), que aglutina las principales empresas del sector (Repsol, Cepsa, BP, Galp y Saras), pide que se deje actuar al mercado en este incipiente negocio y no se obligue a las gasolineras a tener que asumir estas instalaciones. Entre otras cosas, señala que la situación de disrupción tecnológica actual hace difícil saber si finalmente será el coche eléctrico enchufable u otro tipo de vehículo el que se asiente en el futuro, con lo que las estaciones de servicio asumen un elevado riesgo.
Sea como fuere, la propuesta del Gobierno aún está abierta a debate. Tras su presentación de este miércoles, se ha dado traslado de la misma a los diversos actores que puedan hacer sus aportaciones. La idea del Ejecutivo es enviar la iniciativa cuanto antes a los grupos parlamentarios para poder tenerla lista el 1 de enero de 2019.

Comentarios

  1. La Ley de Cambio Climático promete no convencer a todos y eso pese a que todos estemos convencidos de la necesidad de esta regulación, o más que de esta regulación, de legislar sobre algo que combata el cambio climático.

    Es cierto que este es un problema que hay que solucionar, pero ¿se empieza por la que más inconvenientes causa?

    ¿Qué pasa con las energías renovables (con penalizaciones e impuestos en vez de fomentarlas)?, ¿qué pasa con la concienciación de la utilización del transporte público (demasiado caro)? ¿qué pasa en las ciudades que no se favorece la utilización de la bicicleta (con más carriles bici)?

    A ver si poner una fecha para quitar de circulación todos los vehículos de emisión va a ser demasiado “presuntuoso”.

    La noticia que ofrecemos está dada desde el punto de vista de las petroleras, pero es cierto que “obligarles” a invertir en algo que tiene un futuro impredecible (más del que cabe esperar en cualquier gestión empresarial) no parece entrar en el juego del libre mercado.

    ResponderEliminar
  2. Si bien comparto gran parte de la argumentación, en la que las escasas medidas en la reconversión de nuestro sistema económico, como sería las energías renovables y sistemas más sostenibles, concienciación de la reutilización y disminución de residuos. Quizás lo más preocupante son las escasas alusiones al cambio climático así como, al ocaso que vendrá en el uso de combustibles fósiles.
    Es complejo imaginar otro tipo de sociedad, pero si atendemos a todo lo desarrollo en torno a esta última década, es decir la crisis y la postcrisis, deberíamos replantearnos si más que una crisis económica es una crisis del modelo económico-social-productivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, la alusión al cambio climático es mínimo. Parece un ataque directo hacia las energías no renovables... pero la eléctricas lo son???

      Eliminar
  3. Evidentemente, es importante concienciar a las generaciones futuras (léase, nuestros hijos, alumnos...) acerca de la importancia de preservar la naturaleza y el medio ambiente no solo como un deber social, moral y ético, sino como la garantía de un equilibrio en el ecosistema, pues somos seres racionales, que no hemos perdido nuestra condición ancestral de seres biológicos. Dicho esto, no es menos cierto que toda medida encaminada a ello debe consensuarse para poder trabajar en la línea correcta. Así, un león no conseguirá que su presa se acerque a él por más que le muestre una explanada llena de hierba. Del mismo modo, no se puede conseguir un cambio productivo, en los hábitos, en las costumbres, en los modelos económicos (y lo que es más importante, a nivel mental) a golpe de decreto, sino que, como ya se ha dicho varias veces en este blog, se precisa de la educación como la base de cualquier encauzamiento racional, y no forzado.

    ResponderEliminar
  4. Cada vez más empezamos a tener conciencia sobre las consecuencias que acarea tras de sí el cambio climático. Ya nadie objeta que esto lo del cambio es un engaño, una treta....Me viene en mente el momento televisivo de hace unos ocho años cuando el ex presidente Mariano Rajoy dijo que su primo le restaba importancia....
    Concretamente, hemos sido testigos directos de cómo las personas a nuestro alrededor opinan de una u otra manera sobre las fuerzas reales que puede llegar a tener la mala práxis humana...generar cada vez más y más plàsticos, residuos tóxicos...en fin comenzamos a aprender y al mismo tiempo desaprendemos los malos hàbitos...
    Concretamente, la decisión del gobierno de obligar a las estaciones de gasolineras de instalar puestos recargables para los coches eléctricos, me parece que debe ser debatida, cotejada y medianamente consensuada por las partes implicadas, antes de tener que formular una decisión definitiva. Qué duda cabe de que hay muchos intereses económicos en juego...la AOP, como bien recoge la noticia, opina que dicha instalación conlleva un riesgo enorme....pero ¿qué de cierto hay en ello? Cabría preguntarse qué cuantía de beneficio económico se desembolsa laAOP al año....verdaderamente ¿sería incapaz de sostener esta inversión?....sinceramente, pienso que existe un enorme proteccionismo por parte de las gasolineras. Pero también, en cuanto a las decisiones del gobierno...las ideas son buenas pero eso no basta... Hace falta meditar y prever que lo que uno quiere llevar a cabo sea viable y pueda realizarse de manera progresiva...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo... en muchas ocasiones las decisiones no prevén las consecuencias que puedan conllevar

      Eliminar
  5. Pese a que todavía se escuchen algunas voces que afirmen que el cambio climático no es algo real, lo que está claro es que cuanto más y mejor cuidemos el mundo que habitamos respiraremos aire más limpio y nadaremos aguas más claras. ¿Qué medidas hay que tomar para cuidar el planeta? Las energías renovables tienen aquí un papel fundamental, por supuesto. Pero ¿quién las regula? Como bien hace referencia una entrada de este hilo, algunas veces (parece que) se penaliza el uso de las energías renovables. Cuando he leído en alguna ocasión informaciones que rayaban los absurdo en cuanto a la energía solar, la verdad es que era tan contradictorio que daban ganas de echarse las manos a la cabeza. El mensaje político y las leyes o decretos no deberían perder el norte ni contradecir toda lógica. ¿Hablamos sobre que hay que promover pero en realidad penalizamos este tiempo de energía? El caso es que el tema que expone este artículo es bastante serio. ¿Inversiones por parte de las estaciones de servio? ¿Serían necesarias? Desde mi punto de vista entiendo que sí y que el argumento de que no sería el mejor punto para cargar las baterías tendría en parte algo de razón, pero no toda. Es cierto que si para cargar la batería se necesita un mínimo de 20 minutos o incluso más de una hora, cualquiera preferiría hacerlo en otro lugar pero no siempre se puede parar cuando uno quiere. ¿Y si alguien realiza en su vehículo un largo viaje? Podrá utilizar su descanso para recargar la batería y qué mejor lugar que uno pegado a la carretera o autovía.
    No sé si quizá esa queja sea una especie de argucia para que el gobierno que los quiere obligar a poner ese servicio también soporte parte del gasto en forma de subvención o algún tipo de compensación. La verdad es que desconozco el tema, pero quizá eso sea otra posibilidad. Por otro lado, las áreas de servicios -como su nombre indica- debería brindar al viajero lo que pueda necesitar durante el trayecto y si recargar el coche pudiera ser cosa de tanto tiempo puede verlo también como una oportunidad más que como un perjuicio. Cuanto más tiempo esté la gente en ese lugar, más probabilidades existen de que consuman o hagan uso de cafetería, tienda de comestibles, o cualquier otro servicio que pueda reportar beneficios a la estación. Lo deseable sería que hubiese un equilibrio entre el gobierno y las petroleras a beneficio siempre del medio ambiente. Creemos un mundo con menos residuos. Maximicemos los recursos naturales y no abusemos del planeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué razón llevas cuando hablas da argucias para conseguir subvenciones... Por otra parte, cuando hablas de equilibrio entre gobierno y petroleras... este no puede llegar vía decreto claro que tampoco de la mano de las subvenciones... La concienciación es lo principal

      Eliminar

Publicar un comentario

Visitas a nuestro blog