Reseñas sobre el TRANSHUMANISMO

Creamos esta página para enlazar reseñas y hacer intercambio de opiniones, en base a películas, libros, documentales... que vayamos seleccionando.

          Película La Isla:

Palmira Peláez Fernández

María Victoria Arenas Vela

Eva María Jesús Morales

Tonka Ivanova Angelova

Verónica Mena Álvarez

Ana María Medina Pérez




          Película Los niños del Brasil:

Palmira Peláez Fernández

María Victoria Arenas Vela

Eva María Jesús Morales

Tonka Ivanova Angelova

Verónica Mena Álvarez

Ana María Medina Pérez


Con la excusa de haber participado en el Club de Cultura de la UNED (http://clubdecultura.uned.es/) un grupo de personas, entre ellas las que “lideramos” este blog, hemos creído conveniente crear un foro en el que hablar-comentar-pensar-criticar sobre diversos temas de actualidad y, para ello, utilizar películas-novelas- ensayos-noticias.
Y como decíamos, en el Club de Cultura el tema de reflexión de este primer cuatrimestre era el Transhumanismo y ello mediante la lectura de un libro o la visualización de una película. Nos ofrecían estos:
Libros:
Un mundo feliz de Aldous Huxley
Nunca me abandones de Kazuo Ishiguro
Audiovisuales:
Los niños del Brasil director Franklin Shaffner
La Isla director Michael Bay

El grupo que aquí hemos formado hemos visualizado La Isla, y a partir de ella creamos, en esta primera ocasión, este foro.
Se admiten comentarios….

Comentarios al TRANSHUMANISMO

Me parece muy buena iniciativa que hayáis añadido este nuevo apartado a vuestro blog.
Hace tan solo unos días vi la película La Isla. La historia se nos presenta como una distopía en la que la manipulación genética va mucho más allá de cómo la entendemos hoy día. Hasta donde yo sé, la ciencia ha creado clones que nacen en su estado de desarrollo de cría. Sin embargo, en la película consiguen "crear" seres adultos. El principio todo parece estar en un perfecto orden en ese macro-edificio en el que todos los que visten de blanco están anhelando el momento de salir "a la isla". Poco a poco vamos viendo cómo esa sociedad no tiene nada de perfecta porque, en el fondo, solo es "perfecta" para la élite. No cabe duda que esta película plantea seriamente la relación de la ciencia y de la ética. Sobre todo, creo que lo más duro de esta historia es el hecho de que exista un personaje que decida quien vive y quien muere, y que afirma (por puros intereses y por justificar su juego sucio) que "los productos" ni piensan, ni sienten. Y para terminar me quedo con la escena final de la película en la que gracias a los planos, al paisaje y a la perspectiva aérea que deja bien patente la pequeñez del ser humano.

En primer lugar muchas gracias por participar en este foro.

Llevas razón en lo que indicas respecto de la película, la finalidad que busca es la perfección: del edificio, de la forma de vida, de la sociedad... pero sí, como bien dices, una sociedad perfecta solo para la élite.

Una película muy comercial pero con un gran contenido ético que pone en evidencia el hecho de crear "productos" son un único fin comercial pero que lo justifican señalando que "...cumplen las leyes eugénicas de 2015..."

Efectivamente, Palmira. Creo que has dicho la palabra clave "justificar". Lo justifican mencionando esas leyes, pero además es que unos cuantos se ven poseedores del derecho de jugar con otros seres humanos, de decidir si viven o si mueren. En algunos casos, esas muertes ya no eran ni siquiera para utilizarlos como "repuestos" sino simplemente porque ¡pensaban! y se cuestionaban qué había de verdad y qué no cuadraba en ese micro-mundo en el que los habían "aislado" porque el mundo estaba "contaminado". Morían los "productos" cuando eran entregados al fin para el que fueron creados, y por otro lado los que inocentemente comentaban con sus cuidadores que ahí había gato encerrado. Además si nos paramos a pensar esas dos ideas finales sobre quienes mueren porque estorban, recrudece mucho más el trasfondo de la película pues en la sociedad que vivimos muchas personas incomodan por pensar por sí mismos, como esos clones que finalmente se revelan y escapan en busca de la libertad y la verdad. Es importante señalar que ellos podrían perfectamente haber vivido a cuerpo de rey en una sociedad en la que podrían pasar desapercibidos. Pero no lo hacen. De eso modo, el director de la película nos muestra la cara más humana y amable y generosa del mundo corrupto que contamina la película. Es como si buscara un equilibro entre lo deshumanizado y grotesco del tema central de la película con la aptitud MÁS HUMANA de los clones, esos seres a los que sus creadores no les atribuyen sentimientos y finalmente demuestran que los que tienen principios morales son ellos. Por eso vuelven a salvar al resto y no miran para otro lado. Eso es muy importante.

Aplaudo la iniciativa al igual que mi compañera Victoria!!! También hace no mucho, estuve viendo la película titulada "La Isla" del director Michael Bay...solo puedo decir al respecto que me impactó muchísimo....quitando los efectos especiales de persecución que van integrados en la misma, lleva a un mismo planteamiento...por lo menos desde mi punto de vista... el horror en cuanto comienza uno a hacerse la pregunta...eso puede ocurrir de verdad??? Recuerdo que hace años, me hice la misma pregunta al acabar mi lectura del libro titulado "Un mundo feliz" de Aldous Huxley...recuerdo aquel momento a la perfección. Era verano, estaba dando un paseo por el litoral rodeada de personas...aparentemente felices, con las mismas ideas en sus cabezas...de pasárselo bien. Y pensé, "igual que aquellos llamados "alfas"...
La imaginación humana es capaz y muy poderosa porque crea elementos, cosas, clones... sin límites ni normas...en la que luego uno se inspira y lleva consigo a una multitud de lectores a adentrarse en su mundo...un mundo imaginario...eso está bien, mientras que siga siendo solo imagen fantasma...ciencia ficción..

Tonka muchas gracias por tu comentario. Qué acertada tu idea de relacionar esta película con la obra de A. Huxley "Un mundo feliz".

Y como dices la imaginación humana es capaz de crear ... clones... sin respeto ni por leyes ni por procedimientos éticos aunque se justifique en ellos mismos.

Pero este mundo imaginario de ciencia ficción está cada vez más cerca...

En la misma línea que las compañeras, hace unas semanas tuve la posibilidad de ver la película “La Isla”, coincido con Tonka en el exceso de violencia, pudiendo limitarse los minutos. Adentrándonos en la temática del trashumanismo, la película expone ciertos puntos críticos en la relación social actual y la aceptación de uno mismo. En relación a esto, quizás lo más impactante es el afán por la eterna juventud y la no aceptación del paso del tiempo por ciertos sectores de nuestra sociedad. “Debemos” permanecer en un estado de juventud en el cual no hay cabida para mostrar el paso del tiempo, de ahí la incesante necesidad de operaciones con fines estético o la obsesión por aplicar ciertos programas fotográficos para aparecer permanente perfectos, esto llevado al extremo en la ficción, da como resultado el comercio de clones, diferenciando de manera drástica entre personas (1º clase) y clones (2º clase). 

Estoy de acuerdo contigo Verónica, en resaltar el hecho que la sociedad, el mundo en resumen, demanda y exige cada vez más dar con la clave para la "eterna juventud", dejando de lado valores esenciales como el de respetar la esencia de lo humano...esta búsqueda y lo que tú bien dices: "debemos permanecer en un estado de juventud...", podríamos pasarnos a otro enfoque bien distinto de plantear este "estado de juventud", aunque claro, no interesa a los medios o programas fotográficos... que sería trasladar este estado a lo mental... estado de juventud sí.. pero en nuestras dotes y nuestro intelecto como personas humanas que estamos hechas, para distinguir lo que se puede hacer de lo que se debe hacer....
Tonka

Esta nueva corriente, no sé si filosófica, cultural, tecnológica … -cualquiera de estos calificativos pueden servir, o también ninguno- conocida como transhumanismo me produce una gran desesperanza, precisamente lo contrario de lo que define y persigue.

“Seremos inmortales en 30 años. Me voy a asegurar de ello” ttps://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2016-03-16/seremos-inmortales-en-30-anos-me-voy-a-asegurar-de-ello_1169012/ y esto a costa de “superar” el cuerpo mortal, de trasladar mi mente o mi cerebro a un ser –cuerpo robot- creado inmortal. Y todo esto para qué, para tener una existencia eterna. Yo soy yo con mi cuerpo, con mi nombre, con mis sentimientos… no entiendo para qué trasladar mi cerebro a un robot y que sea este el que exista.

Por no hablar de otra cuestión importante para el ser humano, como es la reproducción: surgen dos dilemas, si esta reproducción no se detiene se conducirá a un exceso de población teniendo en cuenta los bienes limitados con que contamos surgirían graves problemas para “subsistir”.
Por otro lado, si esta reproducción se paraliza, nos perderemos vivencias esenciales para el ser humano.

Este transhumanismo radical no busca solo la mejora de la especie humana, sino la creación de una nueva especie poshumana (DIÉGUEZ, A. (2017): “Transhumanismo. Propuestas y límites”, Telos 108, pp 52-61). Una cuestión sí queda clara de todas estas nuevas teorías, habrá una clase de subhumanos que serán utilizados por “clases o especies” superiores.

Respecto a la película que se está comentando, es una clara muestra de lo comentado anteriormente. Personas con algo poder adquisitivo -patrocinadores- adquieren productos -clones- como piezas de recambio para cubrir eventualidades ante enfermedades o accidentes…

La Isla pone en evidencia la crueldad del instinto humano y a la vez cómo quien tiene como profesión el “asesinato” muestra un mayor respeto por el ser humano. Son ejemplos de esto son en el primer caso Tom Lincoln primero cree haber contratado un producto que no es una persona, pero cuando lo descubre no siente el mínimo respeto por él y opta por denunciarlo. Y, sin embargo, un cazarrecompensas como Albert Laurent, se decide por ayudarles.

Este film pone al descubierto las “miserias” humanas: cómo el móvil económico es el que financia las novedosas investigaciones con la única finalidad de acaparar un “mercado en expansión”. Como los poderosos, desde políticos a personas del mundo del espectáculo y los negocios, evidentemente todos ellos grandes fortunas, se buscan un “seguro de vida” que les lleve a la eternidad…

En relación a tu comentario Palmira,...no puedo estar más de acuerdo... de hecho me viene en mente al ver el enlace de elconfidencial que adjuntas, un programa que la cadena privada La sexta emitió sobre el tema de dar con la posible cura del envejecimiento por parte de grandes gigantes informáticos como Google o Microsoft. Para poder escuchar sus palabras, adjunto este enlace:http://www.lasexta.com/programas/sexta-columna/noticias/jose-luis-cordeiro-ingeniero-que-pretende-burlar-muerte-convertirse-inmortal-pienso-morir_2017031058c3138c0cf2030593ec7c92.html

En él, se entrevistaba a una persona muy conocida en la esfera de la ingeniería, quien sostenía de manera categórica estas palabras: "Yo no pienso morir". Se trata de José Luís Cordeiro, quien además de ejercer como profesor en la Singularity University (dedicada al I+ D de las nuevas tecnologías) es miembro de MIT (Massachusetts Institute of Technology). Cordeiro, se apoyó en el descubrimiento hecho por la ciencia marina de constatar que un tipo de medusa, como la medusa idra, es capaz de envejecer y rejuvenecer al mismo tiempo, de manera ilimitada. De ahí que comparando este hecho, se pronunció que los seres humanos disponemos de células llamadas germinales, al igual que la medusa idra. Y que dichas células germinales nuestras, no envejecen, tal como sucede con las de esta medusa. NO sé cada uno es libre de sacar sus propias conclusiones al respecto... en mi caso, de acuerdo con lo que pones en tu respuesta, se trataría de alcanzar un "transhumanismo radical...".

Estáis tratando un tema muy interesante. Enhorabuena por la iniciativa.
Prefiero ser prudente a la hora de opinar al respecto. Me gustaría quedarme con todo lo positivo que nos aporta la tecnología, sobre todo, y más relacionado con el tema que nos ocupa, en el momento en que contribuye a la mejora de la salud y a la cura de enfermedades. Pero, lamentablemente, me parece demostrado que, incluso hoy en día, sin necesidad de ir a extremos, los usos que hacemos de los avances tecnológicos no siempre aportan mejoras a nuestra vida, sino todo lo contrario. Véase, por ejemplo, el uso incontrolado y adictivo de las redes sociales, sin ir más lejos...
Leyendo al respecto, me he encontrado con el científico David Sinclair. Resumidamente, viene a decir que hay moléculas que ayudan a activar los genes de la longevidad; al experimentar con pequeños organismos se demostró que éstos vivían más tiempo (aproximadamente un 20 % más), ya que estas moléculas actúan sobre los mecanismos genéticos del envejecimiento. Según Sinclair la restricción calórica (¡y la ingesta de vino tinto!) activan los genes que concurren en la longevidad. Si se trata de vivir mejor, no tengo nada que objetar. Si se trata de vivir más, entraría en juego la cuestión que comenta Palmira más arriba. Ya de por sí estamos en un planeta superpoblado, o eso nos dicen las cifras de aumento de población en los últimos 200 años en comparación con los ciclos anteriores.
En principio, no discrepo del uso de los avances tecnológicos utilizados para mejorar la salud. No obstante, ¿dónde ponemos la línea?, es decir, alguien podría contestarme, y con razón, que en La isla se utiliza la clonación para curar enfermedades... Y por desgracia, aparte de confiar en la buena fe de los científicos, también sabemos que esto también es un negocio con intereses implicados.
El horizonte es complicado.
En ambas películas siempre aparecen personas cargadas de moralidad que "ganan a los malos"; pero eso solo pasa en la ficción...

Qué razón llevas Ana Mª en cuanto a que dónde ponemos las líneas. Es cierto que en la película La Isla se utiliza la clonación para curar... (exactamente clonan personas para curar a otras) pero solo a personas de muy alto poder adquisitivo. O sea que este es un beneficio del que únicamente se pueden beneficiar algunos...(una minoría).

El uso de la tecnología e investigación con un buen propósito es fundamental para nuestro propio desarrollo, simplemente hay que observar la esperanza de vida en la población y los avances médicos en la prevención.
Desde mi punto de vista, la película tiene una visión más de crítica a los excesos cometidos por la sociedad consumista en la que olvidamos que ante todo somos seres humanos, siendo la sociedad narrada en la película, una sociedad de control basando su vigilancia en los medios (arquitectónicos, urbanísticos y natalicios) con el fin de cumplir con los cánones establecidos por aquellos que han diseñado este sistema. Es curioso como la película utiliza el término empleado para definir a estos “personas de 2º clase” como productos, a mi parecer, tendría un relación con la definición de producción y el desarrollo de la corriente filosófica del marxismo.
Otra de las cuestiones en esta interesante reflexión que estamos realizando y al hilo de lo anterior, es el tema del control social, primero en la natalidad en donde los niños son “comprados” por la élite, como aparece en varias escenas de la película, mientras que otro control social de estos elementos es a través de la estructura y la vigilancia del medio, como vemos en varias partes de las películas o el uso del aprendizaje por repetición desde la gestación y crecimiento de los productos, impidiendo el sentido crítico que a mi parecer es inherente a la sociedad. 

Corresponde ya abrir un hilo referido a la siguiente película que nos proponían en Club de Cultura: Los niños del Brasil director Franklin Shaffner.

En esta ocasión también nos lleva el film a hacer una reflexión ética sobre lo que pueden supones las nuevas técnicas biológicas. En ella nos hacen ver que la clonación puede ser algo más que un sueño.

Resulta muy interesante que este hecho puede ser visto como la posibilidad de "reproducir" genios a los ojos de personas como el científico del Instituto Alemán de Biología... o monstruos como la práctica llevada a cabo por el Dr. Mengele.


En el filme, el mal "global" se intenta implantar artificialmente en el mundo tal y como lo hizo el nazismo en la segunda guerra mundial. Cuando la organización se ve amenazada por la línea de investigación abierta por Lieberman, decide abortar la misión. ¿Y qué ocurre entonces dentro de ella? Pues que al que podríamos llamar "el ángel caído" se rebela contra los suyos movido por su ego y por su sentimiento de superioridad sobre todo y sobre todos. He hecho referencia a ese personaje bíblico -Lucifer- porque tanto éste como el Dr. Mengele se desvinculan de un grupo infringiendo las reglas establecidas y ambos, finalmente, son castigados vehementemente. El final del Dr. Mengele es verdaderamente escalofriante y se nos muestra con bastante detalle. Respecto a la violencia de los niños es más que evidente. No sé si puede decirse que esté forzada o que esa frialdad y despotismo que todos muestran haya sido un efecto buscado para enfatizar cómo sería el mundo si alguno de ellos tomara el mando sobre algún colectivo con el que llevar a cabo cualquier plan de supremacía de unos seres humanos sobre otros. Una película muy interesante.

Felicidades Victoria, muy buena reflexión

A pesar del año de producción de la película (1978) trata un tema de candente actualidad, la reproducción humana. En este caso, la técnica empleada es la clonación y el fin de tipo racial, a diferencia de lo que vimos en la Isla.
Uno de los aspectos que me llaman la atención es el comportamiento violento tanto en los niños como en los adultos, las escenas del final me parecen de extrema crueldad, sin palabras.

La violencia de los niños serviría para justificar que la clonación había sido perfecta... Sin embargo llevas razón Verónica en cuanto a que parece muy forzada, dentro de la película.
En cualquier caso sirve para plantearse los experimentos que se hacen...
El científico alemán con quien habla Liebermann pensó en lo bueno que sería clonar a Mozart... pero qué ocurre cuando a quien se clona es un malvado asesino...

A colación de esta película, recuerdo una noticia aparecida en 1998 en la prensa española, tanto digital (http://elpais.com/diario/1998/01/14/sociedad/884732408_850215.html) como impresa, pocos días después de la firma del Protocolo sobre la prohibición de clonar seres humanos (París, 7 de enero de 1998). En ella un genetista ruso indicaba que no debía prohibirse esta técnica, argumentaba esta afirmación en dos hechos: el primero el científico, indicaba que los nacidos con una clonación reproductiva eran como los nacidos gemelos univitelinos, porque además los nacidos mediante clonación, según él, cada uno tendría su propio carácter y no se podía decir de esta práctica que fuera contra natura; como segundo argumento para justificarlo señalaba que los experimentos para clonar se seguirían llevando a cabo, si estos estaban prohibidos se realizarían de forma clandestina y en “paraísos”.

Evidentemente gran parte de la comunidad científica criticó esta postura. Pero no quedaron en estas, en fechas muy cercanas a la esa noticia aparecía otro “Doctor” que anunciaba que abriría una clínica para clonar humanos en Chicago (http://www.elmundo.es/elmundo/1998/enero/09/ciencia/clonacion.html) , en este caso hasta Ian Wilmut, quien clonó a la oveja Dolly, le objetó con las cuestiones éticas relativas a este hecho.

Ha sido continuo noticias sobre estas prácticas que a través de los medios de comunicación nos han llegado de clonaciones en seres humanos (“Comenzó la era de la clonación humana. Un grupo de científicos coreanos logró clonar exitosamente 30 embriones humanos”, en La Nación, jueves 12 de febrero de 2004; “La secta raeliana anuncia sin pruebas del nacimiento del primer bebé clonado”, en Laverdad.es 2 de enero de 2003; “La secta de los raelianos anuncia el nacimiento del primer bebé clonado” en El País, 27 de diciembre de 2002), quizá estas no suficientemente contrastadas.

En mi día a día, el caso es que no dejo de acordarme de la película..., "Los niños de Brasil" (1978)... Ha dejado y sigue dejando en mi fragmentos, que una y otra vez me hacen retener ciertas escenas, ciertos momentos captados en mi memoria que ya no saldrán jamás... Una de las preguntas que me sobrepasa, y no dejo de hacerme es ¿COMO HA PODIDO SUCEDER LA BARBARIE LA ATROCIDAD, LO ANIMAL DEL SER HUMANO... PARA LLEGAR A ESTO....? Pregunta que el mundo a día de hoy, no deja de hacerse igual. En mi libro de estudio para el Grado de Historia del Arte, titulado "Los discursos del arte contemporáneo", hay un tema en el que uno de sus puntos es: "La responsabilidad del artista". Me llamó sobremanera el hecho de cómo se expone en el libro, el asunto de la "estetización de la política" nazi...cómo todo un contingente artístico (pintura, arquitectura, escultura, literatura), siguieron a la ORDEN, (tal como en la película, Frida, dijo haber seguido órdenes) al tercer Reich.
¿No hubo otra solución al silencio? ¿Es acaso mejor recluirse y optar como mi libro señala por la autonomía y la abstracción..? Si el régimen nazi, en su discurso ante sus oyentes y adeptos, se valió por la estetización, por qué no se contraatacó por parte de la mayoría del mundo del arte "politizando la estética"?... Una cosa sí está clara..el totalitarismo, el nacionalismo o el nacionalsocialimo, el comunismo, el fascismo... siempre se ha valido en su ideología del arte. Y algunas de las vanguardias artísticas son un buen ejemplo de ello...

La experiencia ha sido muy interesante. Estas dos películas alimentan el espíritu crítico. Me impactó el final de los Niños de Brasil...el nazismo fue un desaforado y desafortunado desacierto que sólo surge del lado más oscuro del ser humano. Enhorabuena por este proyecto que nos permite aprender unos de otros.



Comentarios

  1. Al hilo de este post y como reflexión final en relación al transhumanismo es la evolución de este término en los recursos fílmicos, es decir, a mediados del siglo XX (Orwell, Huxley…) tratan el tema de los niños probetas. En los años 90- cambio de siglo “la concepción del humano futurista” procedía del embrión, recordando así la célebre clonación de la oveja Dolly y a día de hoy, en el imaginario futurista, el humano del futuro se acerca más a un robot o androide.
    Quizás la extinción de los humanos venga más por el uso indebido de nuestro entorno ambiental y a su sobreexplotación

    ResponderEliminar
  2. Por si queréis algo más sobre el transhumanismo, os incluyo un enlace: http://www.lavanguardia.com/lacontra/20180430/443142060728/parte-de-la-elite-global-suena-con-convertirse-en-homo-deus.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leído este último enlace, siento cómo se me siguen poniendo los pelos de punta con estas cuestiones.

      Lo del feto de dos semanas fuera de un útero es tremendo. ¿Un ser mamífero no-parido? ¿Cómo habría que catalogarlo? Imaginad que hubiesen seguido con ese experimento. ¿Se formaría igual un feto-bebé dentro de algo artificial que dentro de su madre? De una madre normal, me refiero porque algunas máquinas le darían mejor vida que algunas madres le dan a su cuerpo durante el embarazo. Ejercitad una vez más la imaginación y supongamos que nace un niño así, ¿cómo sería emocionalmente? Debería saber la verdad y... ¿no sería demasiado traumática? Qué soledad más tremenda la de saberse formado fuera de un útero... Tan importante es el cordón umbilical... de una forma u otra estamos unidos a él durante toda nuestra vida. Es un anclaje afectivo, un símbolo de quienes somos y de dónde venimos.

      Eliminar
    2. Fe de erratas: donde digo "mamífero no-parido" quiero decir "mamífero no gestado en el útero materno".

      Eliminar
    3. Quería decir una cosa y dije otra. C'est la vie.

      Eliminar

Publicar un comentario

Visitas a nuestro blog